Archivo de la etiqueta: versolexia

La confesión de una caliente seguidora “versolexica”

Escribir canciones es una de mis pasiones favoritas, pues soy un fanático de combinar las palabras hasta construir una obra estética. Y es que cuando moldeo el lenguaje para darle forma y vida a un pensamiento o a una idea, siento un éxtasis indescriptible que me trasporta a otra dimensión, donde predominan los versos, la creatividad y la imaginación.

Esto lo tiendo a reflejar mucho en las historias surrealistas que narro en mis temas de Rap. Pero… No vengo a hablar de mí, ni a contar cómo creo mis obras musicales.

¿Qué hago en juguetesHot?

Estoy aquí para contaros un cuento sobre una seguidora de México, que si bien no soy muy popular en el mundo del Hip Hop, hay personas de otros países que me siguen por las redes sociales y muestran admiración y respeto por el trabajo que hago con mi música.

¡Bravo! ... ¡Bravivisimo! -.-

¡Bravo! … ¡Bravivisimo! -.-

Un día, estando conectado en la red social creada por Marck Zuckerberg, más conocida en el mundo virtual como Facebook, indiscretamente (al menos así lo percibí yo), me escribió una chica, quien me saluda y dice ser de México. Ella me comunica que es una admiradora de mis versos y que éstos han despertado tales sensaciones en su cuerpo que, según sus planteamientos, yo no era capaz de imaginar.

Intrigado por conocer lo que la chica experimentaba al escuchar mi música, le planteé  que me revelará sus sensaciones. En un principio me escribía que sentía pena en contarme detalles, pero le insistí varias veces hasta que finalmente entró en confianza y decidió hablar al respecto. 

Y tras esperar unos segundos escribió:

“Anoche me masturbé escuchando tu disco, tus canciones me excitan”

 

WTF

WTF?

Sí, no podía creer lo que esta chica me estaba diciendo, pero después de formularle varias preguntas e indagar sobre su vida, pude constatar que ella no me estaba mintiendo y que no se trataba de una cuenta falsa.

Continuamos profundizando en el tema y me detalló que a este tipo de afición sexual, ella le llama ‘versolexia’, que según sus propias  palabras “es la tendencia de excitarse a través de los buenos versos”.

Quedé maravillado con su revelación, así que aproveché de pedirle su número de  WhatsApp. Ella me lo dió, y comenzamos a chatear todos los días. Por supuesto, los temas de conversación giraban en torno al sexo y las cosas que despertaban más nuestro apetito sexual.

Cuento erótico: No me vine yo… pero sí mis hemorroides

Un día le pedí que se grabara masturbándose con mi música de fondo. Y… ¿adivinad qué? Me lo envió al siguiente día. Esto para mí fue extrañamente placentero, tanto así, que terminé…

acabando

¡Jalándomela!

¡Y colorín colorado, este cuento erótico se ha acabado!

Sobre el autor:
Kelvin Castillo es Graduado en Comunicación Social, redactor, editor y
líder de proceso en la producción de información para medios
impresos,radiales,televisivos y online, tanto convencionales como
alternativos.

Anuncios