El shibari: ataduras, arte y erotismo en una sola sesión

El shibari es el arte japonés de atar y colgar a la pareja (en especial a las mujeres) con fines eróticos. Por consiguiente, son ataduras que se efectúan en el cuerpo para experimentar sensaciones más intensas en la intimidad.

Esta práctica se distingue de otros tipos de sesiones Bondage, debido a que con la manera de colocar las cuerdas y los nudos alrededor del cuerpo se busca lograr dos efectos: ejercer presión sobre las zonas erógenas y alcanzar una composición hermosa con la postura de la persona atada y la ubicación de los amarres.

¿Cuál es la intención del shibari?

La finalidad principal de incurrir en el shibari es conectarse con el lado más oscuro e íntimo de ambos participantes, pero… ¡esto no es todo, hay más!, así que en Juguetes Hot te detallaremos otras intenciones:

  • Las emociones y sensaciones que se pueden experimentar con esta técnica pueden ser muy excitantes. Sin embargo, hay que saber hacerlo.
  • La relación dominante-sumisa que se forja entre los participantes es el elemento que crea una atmosfera erótica sorprendente.
  • No se busca solamente la satisfacción sexual, sino también conseguir una estética que no es posible en otro tipo de práctica erótica.

Para realizar esta técnica sexual de manera eficaz y segura, el nawashi (maestro de cuerda, por su traducción en español) requiere conocimiento, destreza y paciencia.

Recomendaciones para practicar el shibari:

  • Se inmoviliza el tronco, las nalgas, el vientre y, finalmente el resto del cuerpo
  • Es posible usar cuerdas de algodón o arroz.
  • Cubrir el tórax con la cuerda. Realizar un nudo en la espalda y hacer el mismo procedimiento con otra cuerda. Luego cruzarlas y efectuar otro amarre con una cuerda nueva.
  • Hay que ser bastante cuidado con las cuerdas, debido a que pueden producir daños en la piel, generando quemaduras.
  • No se deben pasar las cuerdas por el cuello.
  • En caso de que la persona a atar tenga problemas cardíacos, de circulación o presente baja o alta presión, lo recomendable es no incursionar en el shibari.

Por último, se aconseja contar con unas tijeras como medida de seguridad, por si se presenta alguna emergencia y hay que cortar la cuerda.

¿Te atreverías a practicar el shibari?

Os dejo enlace de un artículo realmente fascinante sobre el SHIBARI

Shibari: el arte japonés de la atadura erótica

Tips para escoger el mejor lubricante

lubricante

El uso del lubricante en la intimidad responde básicamente a la necesidad de las parejas de reducir la fricción que se genera entre los genitales durante la penetración vaginal o anal. En esencia, este producto se recomienda para aquellas mujeres que padecen de resequedad en su zona íntima.

Tips para elegir el mejor lubricante

En un sex shop como JuguetesHot.com, es posible hallar diferentes tipos de lubricantes: de sabores, en forma de gel, líquido y crema, etc. pero… ¿cuál elegir? Te daremos unos tips a tener en cuenta en el momento de hacer tu elección.

  • El producto tiene que poseer un pH o potencial de hidrógeno, similar a la vagina y que no sea superior a cinco. Esto proporcionará mayor protección para la mujer ante posibles infecciones en la flora bacteriana vaginal.
  • Lo más recomendable es comprar lubricantes con base de agua (con o sin sabor), puesto a que son bastante seguros, versátiles y se pueden usar para cualquier práctica sexual. Incluso es posible practicar sexo oral con ellos.
  • Si estás planeando tener una experiencia íntima acuática, dentro de un jacuzzi o en la ducha, se recomienda optar por los que están hechos a base de silicona, debido a que son resistentes al agua.
  • Escoge uno que sea compatible con los preservativos. En el caso de los de agua y silicona no generan daños en el látex y no tienden a causar irritación en la vagina.
  • Antes de hacer tu elección, ten en cuenta que el producto sea útil para la práctica del sexo anal, ¿las mejores opciones? Los de agua y silicona.
  • No se aconsejan usar lubricantes caseros, ya que podrían ocasionar irritación o infecciones en los genitales, incluso suelen dañar los preservativos en numerosas ocasiones.

Finalmente, el mejor lubricante es aquel que responde  las necesidades de las parejas en la intimidad. Sin embargo, se debe considerar que cada tipo se utiliza para una práctica en concreto. Por ello, es indispensable elegir el que más se adecue a sus requerimientos y garantice una sesión placentera y excitante.