Archivo de la etiqueta: sexo anal

Sexo anal

Los juguetes sexuales pensados para el sexo anal son una manera alternativa de explorar nuevas sensaciones y trasladarte a una nueva dimensión de placer. Además, con ellos no tendrás que preocuparte por nigún tipo de daño que te puedan causar, pues que se caracterizan por ser seguros y saludables.

¿Deseas perfeccionar tus capacidades en el sexo anal?

Si quieres perfeccionar tus habilidades para el sexo anal, estos traviesos juguetitos son ideales para practicar la penetración o solamente disfrutar de la estimulación externa.

Véase también: ¿Quieres experimentar sensaciones nuevas? Conoce el vibrador para el punto G

Y aunque muchos especialistas consideran que cualquier instrumento erótico se puede emplear para estimular esta parte del cuerpo, siempre se aconseja tener un juguete destinado a esta técnica sexual a fin de evitar posibles infecciones.

¿Cuáles son estos juguetes sexuales?

Ahora sí, llegó el momento más esperado de este post, Jugueteshot  tel mostrará los juguetes sexuales que van a ayudar a conocer un mundo diferente mientras te estimulas. ¡Descúbrelos!

  1. Bolas anales

bolas anales

Este es uno de los juguetes sexuales más singulares para jugar con el ano de una forma diferente. ¿Por qué? Pues… posee varias bolas de distintos tamaños unidas por una cuerda, asegurándolas bien en cada esquina para impedir que se queden dentro, ¿te imaginas que no fuera así? ¡Simple! No estaríamos compartiendo esta información.

Las bolas anales se utilizan con la ayuda de un lubricante. Después, la persona tiene que presionar los músculos del esfínter para introducir cada una de ellas. ¡Pruébalo!

  1. Plugs

tapón anal

El diseño de estos tapones están ideados para ser introducidos en el ano y que se queden en su lugar. Por ello, muchas personas amantes del anilingus tienden a utilizarlos mientras practican otro tipo de penetración o siguen con los juegos previos al coito.

  1. Dildos

dildo anal

Destacan por ser consoladores pensados para la penetración anal, pero no disponen de motores, por lo que no vibran. Tampoco cuentan con costuras o bordes afilados para evitar  cualquier tipo de molestia y, por lo general, están fabricados con silicona, acrílicos, jalea de caucho, metal y plástico.

Te recomendamos que antes de experimentar con estos juguetes sexuales te apliques una buena loción de lubricante para evitar ciertas incomodidades. No olvides obtener un producto suave pero que sea sólido, con el propósito de que no genere inconvenientes durante la penetración. ¡Disfrútalos!

Sobre el autor:
Kelvin Castillo es Graduado en Comunicación Social, redactor, editor y
líder de proceso en la producción de información para medios
impresos,radiales,televisivos y online, tanto convencionales como
alternativos.

 

Anuncios

Me gusta el sexo anal, pero hay un precio…

La mayoría de las mujeres casadas (activas sexualmente) o con novio, tienen algo en común en la cama ¿sabéis qué es? Sí, nuestras parejas siempre nos piden introducir su pene por nuestra cavidad anal cada vez que tienen la oportunidad. ¿Te ha pasado? Lo más seguro es que sí.

En mi caso, me gusta el sexo anal, pero no es una técnica sexual que practique con mucha frecuencia si no en ocasiones especiales para darle un regalo a mi chico o cuando estoy muy excitada y me pongo muy pero que muy perversa. Tipo así:

sexo anal y hemorroides gif

Pero a propósito de follar por detrás, es probable que hayas escuchado historias de mujeres a las que les han sacado las hemorroides mediante el sexo anal.

Ahora… ¿esto es realmente cierto? Aunque buscando por Internet me topé con información que plantea que  follar por el cul* no suele ocasionar este tipo de problemas, yo formo parte del 1% de las mujeres a las que les ha sucedido esto durante la práctica de esta técnica sexual.

Cuento erótico: La confesión de una caliente seguidora “versolexica”

¿Qué son las hemorroides? Son venas que se hinchan a causa de la presión de la sangre que circula de forma extra. Así que cuando me la metieron por detrás, la presión arterial de éstas se elevaron, además de estar un poco nerviosa, pues quería complacerlo, ya que era el día de sus cumpleaños.

Así fue cómo sucedió todo:

Al principio lo estaba disfrutando muchísimo. Hicimos nuestro jugueteo previo antes de la penetración. Pero mi novio estaba tan excitado que llegó al punto de desatar su instinto salvaje y comenzó a darme bastante duro.

sexo anal hemorroides

Tras percibir su excitación, no me quedaba más que aguantar, pues veía que él estaba disfrutándolo muchísimo y mi objetivo era complacerlo, pero llegó un momento en el que no podía continuar más; el dolor era demasiado intenso. Sí, mi novio –sin intención alguna- me estaba maltratando los tejidos internos que están dentro del ano hasta irritarme las hemorroides.

Cuando le pedí que parara porque no aguantaba más, percibimos que estaba sangrando levemente, y tras visualizar con detalle mi trasero, mi novio se percató de que tenía una especie de ”tripita” asomándose por el orificio del ano… Instantáneamente me dije a mi misma: “Esas son las hemorroides”.

Me asusté un poco, al igual que mi pareja, pero realmente ese fue el regalo sorpresa que le di a él en el día de cumpleaños. Le di la oportunidad de ver mis hemorroides después de penetrarme duramente. Este es un detalle que él nunca olvidará en su vida, aunque tuve que pagar el precio del dolor por ello. ¡Viva el amor!

Sobre el autor:
Kelvin Castillo es Graduado en Comunicación Social, redactor, editor y
líder de proceso en la producción de información para medios
impresos,radiales,televisivos y online, tanto convencionales como
alternativos.