Los juguetes sexuales hacen maravillas en la cama

Muchas personas tienen una perspectiva errónea en alusión a los juguetes sexuales, pues consideran que aquellos que incurren en su uso, son depravados o son demasiado intrépidos. Pero realmente estos accesorios pueden ser de gran utilidad para un encuentro sexual ameno y distinto; además de potenciar el placer y la intimidad con tu pareja.

Ver también: Los primeros vibradores, la historia del placer

Aunque  cueste creerlo, los juguetes sexuales pueden ser un ingrediente mágico que avive o encienda aún más la llama en la cama, fortaleciendo de esta forma la relación y el vínculo entre ambos. Pero si aún mantienes el escepticismo, a continuación jugueteshot te enseña cómo contribuyen estos accesorios a la intimidad.

  1. Amenizan el acto sexual

Traspasar las fronteras y explorar en el encuentro íntimo siempre merece la pena. Si bien romper la rutina sexual empleando diferentes técnicas como experimentar miles de posturas es una excelente idea, incluir los juguetes sexuales durante la intimidad también puede perpetrar una experiencia única y bastante placentera.

Estos accesorios ayudan a condimentar el acto sexual; y además, pueden crear una variedad de experiencias vibrantes en la cama. No olvides que si la intimidad se vuelve más “juguetona”, el sexo en pareja será más divertido.

  1. Más orgasmos para la mujer

Son muchas las mujeres que no logran alcanzar orgasmos durante el acto sexual, por lo que algunas tienden a fingirlos. Si te permites la libertad de usar juguetes sexuales, las probabilidades de tener un orgasmo se duplican.

¿Por qué? Pues la mayoría de las mujeres requieren de una estimulación más intensa en el clítoris para poder alcanzar el clímax. Los vibradores son una forma óptima de que logren llegar a ese punto. También es crucial resaltar que incluir estos accesorios durante el sexo en pareja es placentero para muchos hombres.

  1. Le quita presión a los hombres

Bastantes hombres no creen que sea una buena idea añadir juguetes sexuales en el acto, porque se sienten intimidados o consideran que esto minimiza su masculinidad; es decir, su capacidad para complacer a una mujer por sus propios medios. Pero otros no se sienten presionados y recurren a estos accesorios para intensificar el placer en el sexo en pareja.

A pesar de que a ambos os parezca una buena idea usar estos juguetes, tampoco es recomendable a que acudáis a ellos con tanta frecuencia, porque se pueden convertir en una dependencia sexual para poder llegar al clímax. Por consiguiente, hay que saber en qué momentos utilizarlos y seguir manteniendo la chispa encendida.

Sobre el autor:
Kelvin Castillo es Graduado en Comunicación Social, redactor, editor y
líder de proceso en la producción de información para medios
impresos,radiales,televisivos y online, tanto convencionales como
alternativos.

6 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s